Cómo montar una peluquería canina

 en Sin categoría

¿Alguna vez te has planteado cómo montar una peluquería canina? ¿Te apasionan los perros y tu vocación es dedicarte a ellos? En este artículo verás las claves para saber cómo montar una peluquería canina, así como los tips y factores que hay que tener en cuenta para cuidar a nuestras mascotas en todo el proceso.

Al fin y al cabo, la peluquería canina no es solo una cuestión de estética, sino que está estrechamente ligada a la salud de la piel. Es muy importante que sepamos qué productos utilizar para cada tipo de piel, así como los demás aspectos esenciales de esta bonita profesión.  ¿Empezamos?

 

Primeros pasos

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de saber cómo montar una peluquería canina es el local. Es muy importante que encontremos un lugar adecuado que cumpla las condiciones necesarias para que nuestros peludos clientes se sientan cómodos y seguros. ¿Qué factores debemos tener en cuenta? Los explicamos a continuación.

  1. Espacio amplio y despejado. En algunas ocasiones, nos encontraremos con perros nerviosos que echan en falta a sus dueños y tenderán a huir en su busca. Los perros de tamaño pequeño o mediano se pueden controlar fácilmente, pero la situación cambia cuando se trata de perros grandes y robustos. Es por eso que nos conviene tener un espacio poco recargado donde los perros no se sientan encerrados y puedan moverse con cierta libertad si así lo necesitan.
  2. Bañeras de varios tamaños y a diferentes alturas. Como acabamos de explicar, no es lo mismo trabajar con un yorkshire que con un mastín. En muchas ocasiones, las peluquerías caninas cuentan con bañeras demasiado altas y puede resultar difícil levantar el peso de ciertos perros de raza grande. Para evitarnos este problema, sería ideal habilitar una zona de baño prácticamente a ras de suelo y destinar una bañera de menor tamaño situada a la altura de nuestra cintura para las razas más pequeñas y fáciles de manejar.
  3. Arneses sujetos a la pared. A ningún perro le gusta estar atado y a nosotros tampoco nos gusta que lo estén, pero en ocasiones vendrá a nuestro centro algún peludo más revoltoso que no podrá quedarse quieto. Por este motivo, necesitamos adaptar el espacio de la bañera de tal manera que podamos acoplar unas correas a la pared para que cumplan la función de arnés. Este arnés tendrá al perro asegurado por debajo de las axilas, de forma que le resulte cómodo y poco agobiante, y a nosotros nos dará la tranquilidad de poder trabajar con él sin que se aleje, facilitando la eficiencia en nuestro trabajo. No podemos utilizar correas que no estén expresamente preparadas para la piel canina, puesto que pueden causar rozaduras o engancharse con el pelaje y hacerles daño.
  4. Mesa de peluquería canina con lazo de horca. A la hora de cortar y secar, necesitaremos una mesa de peluquería que también disponga de un sistema de sujeción apropiado. En este caso, buscaremos una mesa con un lazo de horca incorporado que asegurará al perro por el cuello. Normalmente, los lazos están fabricados con cuero sintético y espuma suave, con el objetivo de no causar ningún daño a nuestro cliente, y la estructura será fuerte, de acero inoxidable. Por último, nos encontraremos de nuevo con el problema de los tamaños, pero también os contamos la solución: existen mesas con un sistema eléctrico o hidráulico integrado que nos permitirá subir y bajar la estructura al nivel que necesitemos. ¡Nos evitaremos problemas de espalda innecesarios!

Ya tengo el local, ¿ahora qué?

La segunda duda sobre cómo montar una peluquería canina viene con el material.  Por supuesto, tendremos que adquirir las herramientas oportunas para realizar correctamente el trabajo de estética y cuidado del pelaje. Para empezar, aquí tienes las más básicas:

  • Peines, cardas o cepillos de diferentes tamaños
  • Tijeras y cortaúñas
  • Maquinilla de pelar
  • Secador expulsor
  • Productos cosméticos de calidad

TIP à  Algunos perros no soportan el ruido del secador porque les da miedo. En estos casos, puede resultarte difícil trabajar con ellos. ¿La solución? Tener en la peluquería varias toallas de microfibra absorbente para mascotas. Son las primeras recomendadas debido a su suavidad y eficacia.

 

¿Qué productos cosméticos elijo?

Cuando ya tenemos claro cómo montar una peluquería canina desde cero, lo que debemos recordar es la importancia de cuidar la piel de nuestras mascotas. No todos los productos son adecuados para todos los tipos de piel y pelaje que nos vamos a encontrar. Es recomendable revisar la fórmula de cada producto dependiendo de la raza con la que trabajemos y también las particularidades concretas de cada peludo.

Las enfermedades en la epidermis de los perros pueden estar causadas por parásitos, alergias, infecciones bacterianas y otro tipo de patologías más graves. Son tantas las variables que conviene asegurarse de que los cosméticos que utilicemos estén dermatológicamente testados de forma exhaustiva.

En cuanto a los tipos de productos, dispondremos del champú en primer lugar, el cual podremos elegir específicamente para pieles sensibles, pelaje blanco, mal olor, anticaída y otras singularidades. Por otro lado, también utilizaremos acondicionador si nos encontramos con un pelaje especialmente enredado o mal cuidado. Por último, realizaremos un acabado profesional con un perfume canino que aporte una fragancia fresca y aromática sin que su composición sea corrosiva para la epidermis.

 

¿Por qué es importante saber cómo montar una peluquería canina?

Otro factor a tener en cuenta a la hora de planear cómo montar una peluquería canina es que tendremos que solicitar los permisos necesarios para abrir un negocio de este tipo.

No obstante, el factor más importante a tener en cuenta es la salud de nuestros clientes de cuatro patas. Así, cuidándolos y mimándolos, nos convertiremos en un referente de confianza dentro de este sector y haremos realidad nuestra vocación.

Ahora que ya sabes cómo montar una peluquería canina, ¿a qué esperas? ¡Lánzate!

Otras publicaciones

Dejar un comentario

linfoma en perrosque es un animal exotico