Comportamiento de los perros: comunes y problemáticos

 en Sin categoría

Comprender el comportamiento de los perros es una de las cosas que debemos hacer si queremos que la relación de nuestra mascota con su entorno sea la correcta. Para ello, es necesario entender algunas de sus conductas y, cuando no son comportamientos adecuados, saber cómo corregirlos.

Es importante conocer los tipos de conductas y la razón por la que estas aparecen en las mascotas. En el momento de tratarlos esto va a resultar clave, pues los perros necesitan ser psicológicamente comprendidos. En este post vamos a repasar algunos de los comportamientos más comunes y cómo enmendar aquellos más problemáticos.

Comportamientos más habituales

Un comportamiento de los perros que se repite con asiduidad es el movimiento de su cola. Con esto muestran su estado de ánimo. Si tu perro tiende a mover su cola veloz y repetidamente, significa que está eufórico y contento. No es complicado darse cuenta de cuándo una mascota muestra su alegría.

Sin embargo, si mueve el trasero más lentamente puede expresar simplemente sigilo o cautela. Si la esconde entre sus patas, está manifestando temor por algo. Por eso, si al perro le da miedo el agua, por ejemplo, emprenderá este comportamiento si tratas de acercarlo a ella, o a la hora de un baño.

Otra conducta común es el acto de lamer. ¿Nunca te has preguntado por qué tu perro te lame? Se está comunicando contigo y trata de transmitirte su lealtad y cariño, pero también lo hace para reclamar tu atención.

Si tu perro ladra o se enfrenta a otros perros mientras lo paseas, se trata de un mecanismo de defensa, un comportamiento de los perros más jóvenes y, en ocasiones, agresivos. Normalmente se inclinan hacia delante y su pelaje se eriza a la altura del lomo, debido a que se sienten amenazados y están a punto de atacar.

Precisamente en estos supuestos es recomendable no golpear y excitar al animal todavía más. Eso no ayudará jamás a corregir un comportamiento agresivo.

Otro comportamiento de los perros para reclamar atención o exteriorizar alegría es mirarte fijamente mientras realizas alguna acción -algo muy común mientras cocinas- o se estiran delante de ti inclinando hacia arriba su trasero. ¡Es la hora de jugar para él!

Problemas de conducta

Todas estas conductas están motivadas por alguna razón concreta en tu perro. Depende de su raza, sus genes e incluso sus miedos o experiencias propias durante su vida. También influye la socialización del perro con otros animales o con humanos. En este punto, surgen algunos problemas de comportamiento de los perros:

  • Fobias ante otros perros o entornos desconocidos. Si el enfrentamiento de tu perro ante otros canes es excesivamente agresivo, se debe, básicamente, a la agudización del miedo. Por ejemplo, muchas mascotas se exaltan con fuegos artificiales o ruidos estruendosos -aunque esta fobia es más natural-.
  • Ansiedad por separación. Si tu mascota se siente sola y no está habituada, tendrá a ladrar de manera prolongada, aullar, expresar alegría exagerada al volver a verte o, en los casos más graves, defecar en casa o destrozar objetos.
  • Si se lleva cualquier cosa a la boca, tiene este problema. Este comportamiento de los perros es muy común en cachorros, debido básicamente a la necesidad de experimentar.
  • Oposición a un acto o a ciertos objetos. Esto ocurre, por ejemplo, cuando el perro no puede ni ver un peluche o juguete concreto y reacciona con exaltación. También es común que se nieguen a subir a un coche, e incluso los hay que no se dejan tocar. Se debe principalmente a la falta de habituación y socialización desde edades tempranas.
  • Problemas a la hora del paseo. Un comportamiento de los perros muy habitual es tirar de la correa de sus dueños. Es una conducta con doble filo: puede expresar alegría o, una vez más, miedo al entorno y falta de socialización.
  • Caso omiso a la llamada. Esto puede pasar si tu mascota asocia la señal con el fin de su diversión. Este comportamiento de los perros hay que tratarlo con filosofía y nunca regañándolo, pues entonces identificará la llamada como un castigo.
  • Mordida constante de muebles u otros objetos. Se trata de una conducta común en cachorros, simplemente por instinto o también provocados por la ansiedad por separación.

Vetersalud y cómo corregir el comportamiento de tu mascota

Cada comportamiento de los perros tiene su propio camino de corrección, generalmente a través de técnicas de adiestramiento. Reprender a tu mascota no es siempre la solución para que entienda lo que está mal hecho, sino que lo ideal es que comprenda qué es lo correcto a través de respuestas positivas del dueño.

Ante un problema de comportamiento de los perros que revista especial gravedad, es recomendable visitar al veterinario, pues en ocasiones una conducta está relacionada con un problema paralelo, como puede ser una enfermedad, un dolor físico o algún problema de salud por remoto que pueda parecer.

Otros expertos como educadores caninos, adiestradores o etólogos se encargan de aconsejar a los dueños de qué hacer en cada comportamiento de los perros concreto.

Así que, ahora que ya sabes cuáles son los problemas de conducta más repetidos, puedes intentar detectarlos en tu mascota y, siempre que se trate el problema con tiempo, es importante empezar a paliarlo. Aún así ¡no te asustes! Muchos comportamientos son lógicos si tu mascota es un cachorro o su comportamiento es leve.

Otras publicaciones

Dejar un comentario