¿Cómo adiestrar a un perro? Nociones básicas

 en Sin categoría

El adiestramiento es ese proceso mediante el cual conseguimos que un animal, en este caso los perros, consigan desarrollar una destreza a lo largo de su vida. Se trata de un ejercicio imprescindible si buscamos adaptar la vida del animal a un entorno cotidiano. De ahí que conocer cómo adiestrar a un perro cobre especial relevancia.

Importancia de adiestrar a tu perro

Muchas veces la palabra adiestrar nos lleva a interpretar un proceso disciplinario severo y muy duro. Si es cierto que en el contexto de las personas adiestrar y educar son dos conceptos con matices completamente dispares, en el caso de los animales sí podríamos aseverar que se tratan de sinónimos. Por tanto, adiestrar a tu perro es estar educándolo para que consolide una serie de prácticas y conocimientos que hagan tanto su vida como la tuya mucho más fácil.

Huyamos pues de la concepción de adiestramiento como algo similar al maltrato. Simplemente estarás siendo firme con él para que asuma esas prácticas que tu deseas. Entonces, ¿por qué debes saber cómo adiestrar a un perro? Por que lo harás mucho más feliz el resto de su vida, contribuirás a reducir su estrés, evitarás discrepancias con él incrementando mucho más el amor que sienta por ti y, además, lograrás hacerlo mucho más sociable tanto con el resto de perros como con los humanos.

¿Cuándo debo adiestrar a mi perro?

Es una de las primeras preguntas que formulamos cuando estamos interesados en aprender todo sobre cómo adiestrar a un perro, sobre todo, en el caso de estar tratando con cachorros. Para ello, es importante discernir entre el llamado adiestramiento en positivo y el adiestramiento tradicional. Veamos las diferencias para verter un poco más de luz sobre el tema:

  • Adiestramiento tradicional:

Esta disciplina requiere que el perro tenga ya una edad para que pueda comprender y asimilar todas esas correcciones y castigos que tengan lugar en el proceso. En estos casos, se usa también una serie de materiales que sería una temeridad emplearlos cuando son apenas cachorros.

  • Adiestramiento en positivo:

Se trata del adiestramiento que empieza desde que el perro llega a casa con apenas unas semanas de vida. Se basa a través de los aprendizajes innatos, a través del juego y en convivencia con su dueño y los otros animales que puedan habitar en el hogar. El animal consolida los hábitos y las normas básicas de la casa adaptándose poco a poco y permitiendo una buena convivencia, eso sí, teniendo en cuenta que sigue siendo un perro pequeño y, como tal, debe comportarse, divertirse y jugar como cachorro que es.

¿Qué debo tener en cuenta para aprender cómo adiestrar a un perro?

Para saber cómo adiestrar a un perro debes ser plenamente consciente de las prácticas que debes evitar a toda costa. Enumeramos las principales:

  • Evita gritar y mucho más pegar a tu perro. Como ocurre con las personas, existen recursos educativos que evitan totalmente regañar e incluso el contacto físico y no por ello dejan de ser efectivos.
  • Ármate de paciencia. No quieras conseguir resultados enseguida. Piensa que, al igual que un niño no aprende a leer o escribir del día a la mañana, un perro tampoco adoptará tus enseñanzas de forma inmediata.
  • Tanto si adoptas optas por un adiestramiento de tipo positivo como si practicas el adiestramiento tradicional procura siempre no perjudicar al animal con ningún material. No emplees collares de ahogo o objetos punzantes. Si tú no lo mereces, él tampoco.
  • Trata de ser efectivo, no lo confundas. Sí estás intentando, por ejemplo, que te haga caso y responda a tu llamada, nómbralo siempre por su mismo nombre.

Nociones básicas sobre cómo adiestrar a un perro

Una vez conocemos los errores a evitar sobre cómo adiestrar a un perro, es hora de repasar algunas nociones básicas que debes practicar. Las numeramos:

  1. Se trata de una práctica constante

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de aprender cómo adiestrar a un perro es que se trata de un proceso constante, lo cual implica un aprendizaje de una cuatro veces semanales, sin tener en cuenta los hábitos diarios que poco a poco debes inculcarle.

  1. Que tu perro se desahogue antes de las lecciones

No hay nada peor que la falta de concentración. En el caso de los perros ocurre igual. Deberás sacarlo a pasear antes para que este se desahogue y haga sus necesidades. De lo contrario la falta de concentración perjudicará en las lecciones.

  1. Evita distracciones

Tú y tu perro, sin distracciones ni elementos que puedan interferir entre la lección y tu mascota. Evita ruidos inoportunos, el tráfico de personas constante o la interferencia de algún otro animal. Potencia su concentración.

  1. Recompensa a tu perro

Un paso que seguro que contemplabas antes de saber más acerca de cómo adiestrar a un perro. Los aciertos deben ser estimulados. Equípate de algún tipo de premio para recompensar a tu perro. Ya sean galletas, pan, salchichas… lo que consideres más efectivo. A ello súmale las caricias y mimos por tu parte.

  1. No te pases con las sesiones

Debes ser consciente de que tu perro no deja de ser un animal. No te pases más de media hora practicando con él. Recuerda lo que hemos comentado al principio cuando introducíamos cómo adiestrar un perro, debes armarte de paciencia y que se trata de un proceso largo. Más tiempo no implica resultados más rápidos.

En definitiva, con paciencia, amor, buenas prácticas, un trabajo constante y dedicación conseguirás que tu perro se adapte a tus hábitos. Ahora que conoces las nociones básicas acerca de cómo adiestrar a un perro, es hora de que las apliques.

Otras publicaciones

Dejar un comentario

tumores en perrosTVT en perros //