Semiología Veterinaria

 en Sin categoría

Detectar a tiempo el problema que sufre un animal es, en muchos casos, vital para poner remedio a la patología que sufre. Además, toda la información sobre cómo evoluciona la enfermedad es el punto de partida para muchos profesionales del sector de la veterinaria.

Es el caso de la semiología veterinaria, aquel primer análisis que sirve a los profesionales del ámbito veterinario para facilitar posteriormente el trabajo y ser más certeros en el diagnóstico de la enfermedad que padezca un animal. Aproximadamente un 50% de los hogares españoles disponen de, al menos, una mascota que convive en el entorno familiar, algo que explica la demanda ferviente de este tipo de profesionales.

¿Qué es la Semiología Veterinaria?

‘Semiología’ es un término procedente del griego semeion, que significa signo o síntoma, y logos, que significa conocimiento. Se trata de la ciencia encargada de estudiar y analizar tanto los síntomas como los signos visibles característicos de las diferentes patologías existentes en las especies animales. Se puede decir que la semiología veterinaria es la parte teórica de un examen clínico que permite identificar aquellas manifestaciones anormales que hacen indicar que un animal sufre una enfermedad. Dicho de otro modo, permite identificar aquellos indicios más comunes que son la antesala de una enfermedad.

Un gemido ante una molestia, un rascado constante en diversas zonas corporales que repercute en lesionales en la piel, o la fiebre persistente son algunos de los signos o síntomas más característicos de la semiología veterinaria.

Un síntoma puede ser cualquier molestia, trastornos o sensaciones subjetivas del animal que no percibe el especialista, como por ejemplo el dolor o el vértigo y que resultan datos muy valiosos dentro del campo de la semiología veterinaria.

De esta forma, gracias a esta ventaja de la semiología veterinaria el especialista puede prever la evolución de la enfermedad con un mayor grado de exactitud y emplear de forma más eficaz una serie de medidas encaminadas a poner fin a la patología.

Importancia de la Semiología Veterinaria

Una de las propuestas de valor de la semiología veterinaria es la observación que se tiene del problema, pues permite anticiparse a la supuesta evolución de una enfermedad, con todo lo que ello supone a efectos de cura.

El profesional veterinario no solo retiene la información trasladada por la persona encargada del cuidado del animal, sino que la observación directa le permite presenciar in situ el comportamiento del animal para, posteriormente realizar una exploración física.

La importancia de la semiología veterinaria radica también en la recolección de datos necesarios para establecer un análisis. Estos datos no son ni más ni menos que los síntomas particulares que se dan tras el proceso de exploración física que forma parte de la semiología veterinaria.

El diagnóstico puede ser:

  • Sintomático: que se limita a analizar el signo, como por ejemplo caída del pelaje.
  • Anatómico: si se producen alteraciones en una zona u órgano.
  • Síndrome: por ejemplo, el síndrome febril, que recoge síntomas concretos que pueden derivar en diferentes patologías.
  • Nosológico: identifica claramente la enfermedad causante del malestar del animal, por ejemplo, una anemia infecciosa.
  • Etiológico: apunta al causante principal de la enfermedad, como por ejemplo un virus.
  • Completo: la forma más elevada del proceso.

En definitiva, el profesional veterinario se sirve de su intuición, su observación y sus conocimientos adquiridos en la materia para extraer un primer análisis que ayuda a asegurar los métodos que se emplearán posteriormente para remediar la enfermedad.

Fases de la Semiología Veterinaria

Existen una serie de métodos para poder extraer un análisis de la situación del animal. La semiología veterinaria sirve también para que el experto veterinario establezca una interacción tanto con el animal como con los encargados del mismo.

Por tanto, entre las fases de la observación en semiología veterinaria están:

Inspección

Permite recoger información cuantitativa y cualitativa que sean evidentes, por lo que se puede decir que es la información extraída en un primer golpe de vista por parte del veterinario. El propósito de la inspección no es otro que examinar el estado general del animal.

Palpación

Si la primera fase hace uso del sentido de la vista para sacar datos, ésta emplea el tacto con el fin de comprobar el comportamiento del órgano palpado.

Percusión

Esta fase hace referencia al famoso ‘causa-efecto’. El especialista veterinario golpea levemente alguna zona del cuerpo del animal en aras de provocar una reacción. El sonido que exteriorice el animal será otro de los datos a reflejar en el informe. Se medirán variables como la intensidad, la duración y el tono emitido por el animal.

Auscultación

En este caso, la exploración se realiza por medio del sentido del oído. Se mide el ritmo de la respiración o el comportamiento de la circulación de la sangre mediante el bombeo que ésta lleva a cabo.

Olfación

Generalmente se emplea este método para comprobar aspectos como el aliento y la piel del animal que se explora.

Medición

Extrae datos para un análisis más objetivo, es decir, la altura, el volumen torácico o el peso del animal para sacar conclusiones, como por ejemplo comprobar si existiese alguna anomalía comparando la edad y la altura del animal.

 

La semiología veterinaria tiene la ventaja de servir de análisis previo al especialista ante cualquier anomalía que sea patente o comprobable por parte del especialista veterinario. De esta forma, emplear los métodos que dispone la semiología veterinaria hace que tanto el encargado del animal como el especialista dispongan de una información muy valiosa para el primer momento de la exploración, un momento en el que se pueden generar muchas dudas e incertidumbre en torno al estado del animal. La semiología veterinaria, por tanto, permite identificar, desechar y valorar datos que permitan crear una conjetura con la que se trabajará posteriormente.

Otras publicaciones

Dejar un comentario

cáncer en perrostumor de sticker //