Tiña en gatos: ¿qué es y qué provoca?

 en Gatos, Salud mascota

Los gatos son excelentes animales de compañía, cariñosos y juguetones. En general, nos aportan grandes alegrías. Por ello, debemos ser conscientes de que, como un miembro más en la familia que es, necesita de unos determinados cuidados para que su salud no se resienta y sufra algún tipo de enfermedad.

Por ejemplo, una de las enfermedades más comunes entre los gatos es la dermatofitosis o también llamada tiña en gatos. Esta enfermedad tan dañina debe ser detectada cuanto antes, para que tanto el animal como su dueño inicien los cuidados y tratamientos pertinentes, necesarios para  asegurar su salud futura.

 

¿Qué es la tiña en gatos?

La tiña en gatos o dermatofitosis es una enfermedad cutánea causada por hongos.  Este hongo afecta a la piel, el pelo y las uñas de los gatos, pues se alimenta de la queratina que se encuentra en algunas partes del cuerpo del animal.

La tiña en gatos es muy infecciosa y contagiosa, capaz de afectar a los humanos y resto de animales; por ello, se debe empezar lo más rápido posible el tratamiento y aislar a tu mascota del resto de animales.

Un gato con un sistema inmunológico fuerte suele curarse con el paso del tiempo. Sin embargo, en determinados casos, como gatos de temprana edad, los efectos de la dermatofitosis pueden volverse graves e irreversibles.

 

Factores que favorecen la tiña en gatos

Esta enfermedad suele aparecer a causa de factores tanto externos al animal como internos. Algunos de estos factores son:

  • Un sistema de defensas bajo
  • Malnutrición: una mala nutrición del animal promueve la aparición de este hongo, ya que se aprovecha de la ausencia de nutrientes en los felinos.
  • Otras enfermedades previas o parásitos.
  • Mucho estrés.
  • Condiciones poco propicias, tanto de vida y salud como del entorno (exceso de humedad, falta de higiene, exceso de calor, falta de luz solar, etc.)

tiña en gatos

Síntomas de la tiña en gatos.

Los síntomas de la tiña en gatos suelen ser visibles a las 2 y 4 semanas de contagio.

Los signos varían dependiendo de la gravedad de la enfermedad. Sin embargo, algunos de los síntomas más frecuentes en los gatos enfermos son los siguientes:

  • Lamido, mordisqueo y rascado frecuente en las zonas afectadas: para ellos supone una manera de aliviarse, aunque en realidad esto facilita que la enfermedad se propague al resto del cuerpo. Se debería intentar que el gato se rasque o lama lo menos posible.
  • Pérdida de pelaje en determinadas zonas o de manera generalizada.
  • Aparición de costras y descamaciones de un color amarillento.
  • Mal olor que desprende la piel del animal enfermo.
  • Aparición de queriones, que son nódulos cutáneos que producen un fuerte dolor en la zona en la que se dan.
  • Las orejas y extremidades son las primeras zonas en las que suelen aparecer los hongos. Sin embargo, debido a que esta enfermedad se reproduce rápidamente a los pocos días, la reproducción de estos hongos se habrá extendido a la cabeza y otras zonas empezará a verse afectadas también.

También te puede interesar: gatos exóticos

¿Cómo se diagnostica la tiña en gatos?

Normalmente, la enfermedad no suele ser visible hasta pasadas unas semanas de la infección. Tampoco es posible diagnosticarla con solo una inspección clínica, pues esta enfermedad puede ser confundía con otras enfermedades de piel, e incluso puede no tener ninguna lesión, por lo que se requiere realizar un test determinado para poder determinar si, efectivamente, el animal esta contagiado.

Estos son los test disponibles para esta enfermedad en la actualidad:

Lámpara ultravioleta de Wood: a través de una luz fluorescente proyectada a oscuras detecta los pelos infectados. A menudo, los resultados de este test no suelen ser definitivos, por lo que se debe combinar con otros exámenes.

Examen microscópico de los pelos sospechosos: este método ofrece un diagnóstico rápido y bastante seguro. Su principal inconveniente es que no permite por sí solo identificar el tipo de dermatofito que ha provocado la infección.

El cultivo fúngico, que es el método de elección. A través de este test, los pelos seleccionados se recogen y se colocan en unos medios especiales de cultivo para después incubarse en un laboratorio. Este examen se realiza también al resto de animales que han estado expuestos al animal infectado.

tiña en gatos

También te puede interesar: Gato savannah, el gato doméstico más grande del mundo

En Vetersalud, estamos muy comprometidos con la salud de los animales, y somos tan amantes de los gatos como tú, que nos estás leyendo. Si tu felino se ve aquejado por esta enfermedad, no dudes en consultar un tratamiento adecuado en cualquiera de nuestras clínicas. Dispondrás de atención especializada y de los cuidados de profesionales cualificados del sector, que tratarán a su mascota como si de la suya propia se tratara.

Esperamos que os haya sido de utilidad este artículo y que os sigáis informando en el blog de Vetersalud para más dudas.

Otras publicaciones

Dejar un comentario

oncologia veterinariadesparasitar gatos