TVT en perros: Tumor venéreo transmisible, un cáncer contagioso único

 en Sin categoría

¿Has oído alguna vez hablar del TVT en perros? Seguramente sí. Se trata de un tipo de cáncer muy particular que solo lo padecen estos animales y que posee una serie de características que lo hacen único. ¿Buscas conocer todo sobre esta enfermedad? En esta entrada trataremos de aclarar los aspectos más significativos del tumor venéreo transmisible en perros.

No obstante, antes de adentrarnos en materia, os recomendamos que os paséis por nuestro artículo de Tumores en perros, donde hablamos de las principales dolencias, las causas de su aparición, algunos tratamientos y los tipos de tumores que pueden padecer, en concreto, los perros.

Cada vez más casos de tumores en perros

Desgraciadamente el cáncer es una enfermedad que tanto humanos como animales padecemos. La mayor esperanza de vida que tanto personas como perros albergamos emerge como la principal razón por la que se han registrado un incremento muy notorio en las cifras de afectados por el cáncer.

Aunque desgraciadamente todavía no existe una cura, son muchos los estudios que tratan de desarrollar soluciones a este problema. Eso sí, lo que a día de hoy es crucial es que la clave, al menos de momento, está en la prevención. Diagnosticarlo con tiempo es vital para asegurar una posibilidad de supervivencia a la enfermedad.

Pero, vayamos al grano, ¿qué es el TVT en perros?

 

¿Qué es el tumor venéreo transmisible – TVT en perros?

Se conoce al tumor venéreo transmisible en perros como tumor venéreo transmisible. Se trata de un tipo de tumor que únicamente lo padecen los perros y tiene la gran particularidad de tratarse de un cáncer contagioso.

Los tumores corrientes que padecen tanto animales como las personas no son contagiosos, pero TVT en perros se caracteriza por ser el único tipo de cáncer que sí puede ser transmitido de animal a animal.

¿Cómo se contagia? Se transmite de forma venérea, fundamentalmente suele suceder a través del contacto sexual. ¿Por qué? Porque estos tumores se ubican en la zona genital. No obstante, también los lamidos en esta misma área pueden suponer una de las causas más evidentes.

 

¿Qué apariencia tiene el tumor venéreo transmisible en perros?

Al tratarse de un tumor que generalmente puede ser visible a simple vista podemos aseverar qué apariencia puede tener. Como siempre, hablamos en términos generales dado que cada caso siempre cuenta con una serie de características que lo hacen particular respecto a los demás.

Como hemos comentado, el TVT en perros suele aparecer en los genitales de estos, aunque otras zonas como la nariz puede ser víctimas de este tipo de cáncer transmisible. ¿Su aspecto? Se trata de una neoplasia en forma de bulto rojizo que tiende a sangrar.

 

¿Qué tratamientos existen para el TVT en perros?

El cáncer en perros puede ser tratado a través de distintos procedimientos. Siempre en función del estado del tumor y, en definitiva, las necesidades que existan será conveniente aplicar unos métodos u otros.

Veamos los más empleados:

  • Cirugía: Es una de las prácticas más comunes cuando hablamos del TVT. Al tratarse de un tumor el cual a simple vista puede ser descubierto, los profesionales veterinarios pueden llegar a la conclusión de extirpar el bulto a través de cirugía. No obstante, tal y como hemos aclarado anteriormente, cada caso tiene sus características.
  • Radioterapia: Es otro de los tratamientos usuales para combatir el cáncer. Mediante el uso de Rayos X de alta energía se destruyen las células cancerosas.
  • Quimioterapia: El tratamiento más representativo cuando se trata de problemas relacionados con el cáncer, ya sea en animales como en personas. Las sesiones de quimioterapia pueden ser efectivas en casos en los que el cáncer ya cuenta con una magnitud importante.
  • Fármacos: En el caso del TVT en perros, los fármacos pueden resultar una solución, sobre todo cuando el tumor todavía se encuentra en las primeras fases. Suelen ser fármacos quimioterapéuticos específicamente indicados para tratar estos tumores venéreos transmisibles. Estos interfieren en la formación de proteínas microtubulares en el huso mitótico, evitando la división celular durante la metafase de la mitosis del ciclo celular tumoral.

 

¿Cómo lo detectamos?

La detección a tiempo es vital cuando se trata de casos relacionados con el cáncer. En este caso, el TVT, al tratarse de un tumor que comúnmente puede ser visto a simple vista, puede ser tratado a tiempo si se toman las medidas necesarias.

Ya hemos comentado qué aspecto tiene el TVT en perros, tanto cuando se aloja en las zonas genitales como en otras partes como la nariz, la boca e incluso los ojos. Cuando tengas la mínima sospecha de que tu mascota padece signos raros que se pueden asemejar a esta problemática, no dudes en llevarlo inmediatamente a un profesional veterinario. Atajar el cáncer a tiempo puede significar el éxito o el fracaso.

Detectar y prevenir los tumores en perros es fundamental. Por ello hemos querido dedicar esta entrada en nuestro blog. Saber distinguir un caso de tumor venéreo transmisible es vital.

No obstante, no dudes en consular a tu profesional veterinario de confianza cuando tengas la mínima duda. Adopta los consejos que te hemos dado y preocúpate siempre por la salud de tu mascota. Recuerda que el TVT en perros, pese a tratarse de un tipo de cáncer muy particular, se puede combatir y vencer.

Otras publicaciones
Comments
  • Musica
    Responder

    Este artículo es genial, voy a compartirlo en Facebook 🙂

Dejar un comentario

como adiestrar a un perroGato exótico //